Recepción de leche en mayo cayó 7,9% frente al año anterior

Por segundo mes consecutivo la recepción nacional de leche fresca anotó un resultado negativo comparado con el año pasado, registrándose  en mayo un baja de 7,9% a 145,3 millones de litros. Lo anterior, implica que el aprovisionamiento de materia prima para industrialización cayó en 12,4 millones con relación a 2018.

De este modo,  la recepción nacional de leche fresca profundizó su caída en el acumulado del presente año, observándose entre enero y mayo de 2019 un retroceso de 2,0% hasta 851,7 millones de litros, equivalente a 17,3 millones de litros menos recepcionados en el periodo frente a igual lapso  del ejercicio anterior, según antecedentes divulgados por  la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa).

SITUACIÓN REGIONAL

Al desglosar por zona productora, la recepción de leche fresca en la región de Los Lagos durante los primeros cinco meses del año acumula una baja de 5,5% hasta 394,4 millones de litros, lo que comparado con la campaña previa significa una recepción menor por 22,9 millones de litros.

De igual modo, la recepción de leche fresca en la región de Los Ríos entre enero y mayo de 2019 sufrió un descenso de 1,9% en relación con el año pasado hasta los 257,4 millones de litros. En términos físicos, implica un aprovisionamiento menor de materia prima por 4,9 millones de litros.

En el caso de la región de La Araucanía, la recepción de leche fresca anotó en el acumulado a mayo un alza de 13,4% frente al ejercicio anterior al totalizar 61,3 millones de litros. Con este resultado en la zona se recepcionaron 7,2 millones de litros más que a igual lapso de 2018, lo que no significa que la producción local se haya incrementado necesariamente.

En tanto en la región de Bío- Bío la recepción de leche fresca entre enero y a mayo se redujo un 3,5% comparado con igual lapso del año pasado a 25,1 millones de litros.  Lo anterior, implica que se dejaron de recepcionar por parte de la industria láctea mayor 904 mil litros frente a 2018.

En el caso de la región de Ñuble la recepción de leche fresca en el acumulado hasta mayo registra una baja de 3,0% con un total de 25,1 millones de litros.  En términos físicos, lo anterior significa un aprovisionamiento menor de materia prima por 782 mil litros frente a igual periodo del ejercicio previo.

Por su parte, la recepción de leche fresca en la región Metropolitana alcanzó entre enero y mayo 88,1 millones de litros, lo que se traduce en un alza de 6,1%, equivalente a 5,0 millones de litros más que al mismo lapso del año pasado.

¿Qué paso en mayo?

Durante el quinto mes del año, la recepción de leche fresca registró en 4 regiones cifras negativas y 2 en positivo comparado con igual mes del año previo. 

De sur a norte, la región de Los Lagos mostró una caída en su recepción mensual de 13,8% a 61,4 millones de litros. De ese total, el 87,9% (54 millones) tienen como origen la propia región, mientras el 11% (6,7 millones) proviene de Los Ríos y el 1,1% desde La Araucanía (654 mil).

La región de Los Ríos llegó en mayo a una recepción de 45,5 millones de litros, lo que se traduce en una baja de 7,0%. De ese total, el 77,7% (35,4 millones) tiene como origen la propia región, mientras el 22,3% (10,1 millones) proviene de la región de Los Lagos. 

En la Araucanía, la recepción de leche en el quinto mes del año anotó un alza de 6,0% a 11 millones de litros.  De ese total, el 39,3% (4,3 millones) tiene como origen la región de Los Ríos, mientras que el 38% (4,2 millones) de la región de Los Lagos y solo el 22,7% (2,5 millones) de la propia región.

En Bío-Bío, la recepción de leche en mayo retrocedió 9,6% a 4,5 millones de litros. De ese total,  un 72,6% (3,2 millones) tiene como origen la propia región, mientras el 27,4% (1,2 millones) proviene de la región de La Araucanía.     

En tanto en la región de Ñuble, la recepción mensual de leche alcanzó 4,9 millones de litros, lo que se traduce en una caída de 4,5%. De ese total, el 34,7% (1,7 millones) proviene de La Araucanía, el 32,4% (1,5 millones)  tiene como origen la propia región, mientras el 25,6% (1,2 millones) proviene de Bío-Bío.

Finalmente, la recepción de leche en la Región Metropolitana durante mayo llegó a 17, 8 millones de litros, un 5,4% por encima del año anterior. De ese total,  el 31,8% (5,68 millones) proviene de Bío-Bío; el 31,4% (5,60 millones)  de la región de Valparaíso; el 27,2% (4,8 millones)  de la propia región; el 8,8% (1,5 millones) de O?Higgins y el 0,8% (134 mil) del Maule. 

Fedeleche FG con información de Odepa