Socabio A.G.

Director Ejecutivo de Ciren: "2017 fue un buen año para la fruticultura y esto se repetirá este año"

"Creo que 2017 fue un buen año para la fruticultura y esto se repetirá este año, ya que este sector se expande y muestra dinamismo, lo que se demuestra en que nuestro comercio exterior aumenta y se diversifica", aseguró en entrevista con SimFRUIT el Director Ejecutivo del Centro de Información de Recursos Naturales, Ciren, Juan Pablo López Aguilera.

¿Qué fue lo mejor del 2017 en relación a la fruticultura nacional?

Para nosotros el tema de la fruticultura es visto en detalle en el Catastro Frutícola, que ejecuta Ciren a través del financiamiento de Odepa, éste es un gran aporte ya que somos capaces de concretar 8 o más catastros simultáneos en las diversas regiones de Chile, con el fin que los productores conozcan las cifras de superficie, variedades, sistemas de riego, especies, infraestructura y superficie frutícola. Esto es inédito y es un logro a valorar ya que sus datos son públicos y de libre acceso.

En base a esta información nos damos cuenta que los cultivos de nogales y cerezas han presentado un gran dinamismo, el cual se mantendrá, lo mismo para las uvas y las manzanas. Esperamos que estos datos apoyen en la inversión y decisiones que deben realizar o tomar los privados y autoridades públicas. 

Este aumento en la fruticultura es positivo para todo el sector agrícola, así será otro año más en este sector tenga la menor tasa de desempleo de la economía, lo que incide en dar mayor estabilidad a todos. Lo mismo ocurre con el mejoramiento de las condiciones fito y zoosanitarias, que permiten abrir nuevos mercados para nuestro país, como ejemplo Asia.

¿Cuáles son los desafíos para el 2018?

Como Centro de Información de Recursos Naturales, uno de los mayores desafíos está en seguir conociendo de nuestros recursos, alertar y tener información oportuna y certera en cuanto a suelos, erosión, recurso hídrico etc., para que las autoridades y la ciudadanía tomen las mejores decisiones.

Espero que aumente y se consolide la inversión en relación a sistemas de acumulación de agua. Cabe señalar que este periodo hubo esfuerzos relevantes al respecto, se construyeron muchos tranques y/o embalses y aún existen otros en construcción.

Como desafío está el tener un escenario económico favorable para la fruticultura en cuanto al tipo de cambio, para que favorezca las exportaciones agrícolas y desafiar las inclemencias que podamos tener con el clima.

En cuanto a aspectos más tecnológicos de Ciren esperamos tener mayor presencia de nuestro trabajo a nivel nacional y cubrir con más proyectos algunas regiones que no cuentan con mucha información de sus recursos naturales; continuar el aporte en procesamiento de imágenes satelitales en situaciones de emergencias o desastres naturales, y seguir trabajando en conjunto con instituciones como: Carabineros de Chile, servicios públicos, universidades nacionales y extranjeras, asociaciones gremiales ligadas al agro, entre otras, y continuar posicionando a Ciren en nuevas áreas: minería, energía, pesca, entre otras.

Para mí las tres palabras claves son: Invertir, innovar y crecer. Para esto es relevante el desarrollo de políticas que fomenten mejores prácticas, gestión eficiente de los recursos naturales, articulación con los actores protagonistas, etc.

En materias de innovación, Ciren desarrolló dos Apps móviles Campoclick y Campoclima enfocadas a ser una vitrina georreferenciada para los productos y servicios que genera el mundo rural y la segunda con toda la información agroclimática y con recomendaciones técnicas para los productores, les recomendamos su descarga ya que les será de gran utilidad.

El Cambio Climático y Retos

El cambio climático es una realidad a la cual no podemos obviar, el conocer qué implica esto hoy y cómo se proyecta el escenario en unos años más es un desafío. Creo que ése es uno de los mayores inconvenientes o problemáticas permanentes en la agricultura, sin embargo también puede ser una oportunidad.

En lo específico de la fruticultura, un potencial son los climas templado húmedo, lo que aporta un nuevo escenario para variedades, sistema de protección, patrones, y que genera todo un desafío para las diversas infraestructuras de apoyo para su desarrollo.

En Ciren, a través de los estudios de zonificación agroclimática, nos hemos dado cuenta que hay zonas del país, como las cercanas a la costa, que tienen un potencial inmenso, sin embargo requerirán de apoyo en cuanto a tecnificación del riego para despegar. 

Como dice el profesor experto en climatología, Fernando Santibáñez: Chile posee una situación de privilegio gracias a la enorme regulación del clima que ejerce el océano Pacifico sur sobre la costa occidental americana, por tanto hay que aprovecharlo.

El fin es que los productores optimicen el uso del suelo y la eficiencia en el uso del agua, y para eso necesitan información. Por ejemplo, se requiere saber cuáles son las nuevas enfermedades o plagas que se tendrán que enfrentar con este cambio climático ya que las especies van mutando y surgen nuevas amenazas, por esto debemos tener claridad cómo nos proyectamos.

SimFRUIT